domingo, 5 de mayo de 2013

El Método 14

En experimentación, pero funciona. Chapuzeo clandestino, falsas caras y sin promesas, sólo nuevas carcajadas. Plomo o sin plomo, el olor de la carrasca húmeda es inconfundible. Alfa, beta y gamma y como te equivoques te damos la ñoña que fue la primitiva ñ de España.

Yo solía hablar con la Caraba en aquellas largas tardes noches de verano Pedrisco. Era una mujer excitante, en sus 55 pero bandolera. ¿Quién es la Caraba realmente, primo? - pregunté a mi tío abuelo Eustaquio: - La Caraba es la que araba y ya no ara.- respondió mi tío.

No se puede rebatir lo batido, es absurdo; ni se puede obviar lo obvio, es repetitivo, insultante y falto de toda dación comprensiva y emocional al derrotado. Se percibe odio ´da per tutti´, un odio rancio y cangreno, bocas de medio lado y colillas chupadas.

Me asomé a observar el percoleo pero estaba tranquilo. Zorzalín no quería pagar las cervezas como de corriente. El nuevo tirador -1.8 era espléndido, mas advocación para paladares grado 26. Verduras, de nuevo percoleo y venta comça. Ameno al tapiteo ajeno apareció aquel medio día con gorra 75 aniversario de algún regimiento, siempre siempre de bandera. ¿Amante de su mujer, tirano ó verdugo? Era lo que yo me preguntaba y curiosidad que me movía, pero a menos.

De regreso a casa compré en una semillería un paquete de prado japonés, lo sembré en el patio y a las dos semanas tenía un bellísimo prado japonés de dos 2 metros y 50 centímetros de media. En el sobrecito se leía de 50 a 70 centímetros de altura, pero se ve que falló el cambio climático. Que tome o no viento de satélite (como se suele decir en el argot astro-meteorológico) depende de la bifurcación gotera/granizo, y puede afectar a la germinación. Un amigo me comentaba por aquel tiempo que su máquina cuántica de ionización podía conseguir mas o menos chubascos dependiendo del triangulaje del satélite y repetidor de Palos Viejos. Repetir puede repetir, sí, pero cómo.

Mi primer contacto con el Método 14 fue esporádico, unos compañeros de kedada me introdujeron a otro grupo de reservacionistas de la campaña de Kuwait y conversamos sobre el pastoreo en el norte de Inglaterra, para reseñar la famosa cerveza Black Sheep fue mencionada en la conversación: ¡Ja ja ja ja ja ja, jejeje, Jaaaaa ! Jiji, todos sonreímos. De allí nació la idea de nuestro juego: "Keell the Black Sheep", al costo que fuera.