lunes, 3 de junio de 2013

Palos Viejos

Leía yo el "De Legiones Franciscanas" del muy santo Francisco de Asís, libro incunable donde los haya y copia secreta. Decía Francisco que al tronar de trompetas bárbaras sería la tercera revolución de Cristo.  Mi pueblo era un lugar tranquilo de paseo, atónito y paellero. Papa Francisco fue la señal inequívoca para el alzamiento, el revulsivo.

"Tú la dicho que ma dicho que la dicho que me dijo..." Era la conversación mas amena y natural de Palos Viejos, un enclave andaluz espontaneo y milenario. Martín Pajarete nació en el pueblo, de matrona consistente, pero siempre se consideró hombre entre montañero y de la gran ciudad. Todos sus problemas comenzaron cuando un gran amigo y empresario andorrano le entregó copia impresa de sus memorias e instrucciones de uso: "Las memorias de Biton", y de las cuales le pedía su amigo que hiciera el mejor uso posible en pos de la humanidad. Pajarete leyó las memorias 14 veces, intercaladas, ya que se encontraba en el desempleo obrero. Las memorias no eran mas que una colosal nostradamización de la horrible crisis económica que azotó los continentes a partir del año 2.oo8.

Las predicciones se sucedían desde las primeras páginas, descalabros de ingentes empresas y grupos financieros eran descritos goyescamente, Martinete entró en pánico y envió el tocho completo a un amigo suyo que vivía en un cortijo en la ladera de la montaña cerca del Guadalquivir, el cuál ocultó el documento en la máquina de sulfatar entrando a la revorbiura a mano izquierda abandonada a petición propia de Martín, escondite que sólo él conocía. Sin ánimos de revelar la identidad de su amigo y por motivos de seguridad se dirigía a él como ´El Macholero´. El Macholero era un hombre de medio gorro, suscinto y precavido, conocedor de grandes señores y conductor de grada, recolectora y mas.


El Latero de Palos Viejos

Era tradición en Palos Viejos que el Latero subiera en las madrugadas a las azoteas de los vecinos a golpear los latones. De inspiración católica medieval, la tradición había sido concebida debido a los ataques espontáneos de rebeldes bereberes, delincuentes ó jóvenes ávidos de cortejar las doncellas, y por tanto se había concebido como un modo de alarma; cada citadino poseía su propio latón y porra y así se alertaba a las autoridades y alguaciles de posibles ataques o intrusiones. En  alguna que otra ocasión podría haber sido que cayeren qualques casquetes o cascotes desprendidos de cornisas, zocalos o manposterías en deterioro, pero al ser nocturnamente no hubo que resaltar daños precisos.


El Plan de Desquicie

Era la técnica más utilizada en Palos Viejos para derrota psico-moral. Sólo con un "porque tú hicite o tú rompite o tú perdite ..." ya estaba destruido el oponente. Si no era posible una referencia incluso en un margen de unos 20 años atrás (o ancestros) pues se recurría a la inventiva frígida y brotante: "Lo que ocurrirá Homero".  Ya lo pintó Goya, que mas da que yo lo comente.

Pero debatí yo en el muy pasado esta propuesta de Plan de Desquicie con mi amadísimo primo Fernando, Fernando era de cuadro complicado, también de la Rosa y Raspé y con cuadro monárquico a casa. El conflicto emocional era evidente. 


El Centro Coordinador de Humillaciones y Linchamientos de Palos Viejos (CCHLPV)

Nacía la idea allá por los 80 entre un grupo de amiguetes de hacer un bullin rústico a un pardillo que cogieron entre ojos. Con el tiempo esta idea se transformó en una empresa innovadora que servía como tapadera para otras actividades como adjudicaciones de ayudas y fomentos de empresas inexistentes. Quién estuviera en contra ya se sabe. Con la llegada de la Internet todo se simplificó para la coordinadora y sus colaboradores y voluntarios hacían el trabajo casi sin facturar, tan fácil como hacer click.


Viola la Gamba

La poderosa organización criminal internacional con sede en Palos Viejos que intentara eliminar a Pajarete, como último recurso lo intentaron inculpar como director y maestro orquestante de la misma. Pajarete argumentó: - Lo que me faltaba.- Así fue, Pajarete nuevamente en la picota. Un amigo napolitano lo telefonearía para darle el cumplimento, Pascuallo. ¿Cómo podía ahora Pajarete perder su honor y negar a Pascuallo que él no tenía nada que ver con la poderosísima organización, y lo que era aún peor, escapar de las garras de la misma!? Aquello si que era el fin de Martín Pajarete.

http://www.youtube.com/watch?v=sd8wIYYH5aQ . Pajarete culpaba a Oliver Messiaen y su amor por la música clásica de todo lo que le acaecía, pero realmente fue todo una terrible y errónea concatenación de acontecimientos la que lo llevaron a las mismísimas puertas de Viola la Gamba. Todo era un error para Pajaret, él que sólo quiso ser artista como Raphael. No menos errónea fue su apoyo a la plataforma para la liberación de Leonardo Peltier y Save the Panda.com.

Reapareciendo en escena el Inspector E. Valiente Ceporro y con un nuevo curso iniciático al Santo para Elegua ya terminado en los hoteles de Sol Meliá Habana, La Habana, ya sí lo tenía todo muy claro, Pajarete no podía ser sino el arquitecto de Viola la Gamba. Y no sólo ésto, sino que únicamente una mente criminal de la talla de Pajarete Martí había concebido a través de su organización su propio secuestro, linchamiento y asesinato varias veces, una mente perversa y maquiavélica, un ´La mano negra´ como lo había encontrado infinidad de veces en sus seguimientos, monitorizaciones de vídeo o smartphone y escuchas: LEYENDO EL ABC !!!!. - ¡Qué mente mas criminal y siniestra podía ser la de este Martín Pajarete, un hombre capaz de abandonar incluso su loro!?

Pero E.V. Ceporro lo tenía todo en su libreta, apuntado. Pajarete tenía los días contados, y Ceporro lo había jurado sobre el Cocodrilo de la Catedral de Sevilla cuando lo bajaron un día, que estaba él allí haciendo una guardia a un compañero suyo que la mujer estaba de parto.